Compromiso denuncia la situación de la Ribera del Ebro e insta a solucionarlo antes de las crecidas

Riada 2015 ARA 1   Desde que Compromiso con Aragón ha tenido presencia efectiva en la Ribera del Ebro, ha dejado patente su postura acerca de las riadas que afectan a las tierras que riega nuestro caudal.

   El continuo juego de ping-pon existente entre la CHE y Medio Ambiente, utilizando uno al otro como excusa para no llevar a cabo las actuaciones necesarias para evitar los daños, cada vez mayores, en la cuenca aragonesa, deja en el más absoluto desamparo a los agricultores de la misma.

   Las riadas que antes eran “ordinarias” ahora lo son por su frecuencia, pero “extraordinarias” por los daños que ocasionan. Es fácil de entender: con menos agua, mas inundaciones.

   Viviendas en peligro, cada vez más constante y frecuentemente; patrimonios cada vez más devaluados y agricultores que viven con la incertidumbre de no saber si llegarán a cosechar o si sus tierras serán designadas como inundables. Es triste no saber si lo heredado de tus mayores lo vas a poder transmitir a tus hijos.

   A ningún organismo le ha interesado jamás la opinión de los que llevan generaciones viviendo con el Ebro y de él: LOS AGRICULTORES RIBEREÑOS.

   Es de sentido común aquello de que “los incendios se apagan en invierno y las inundaciones se evitan en verano”. Si los montes se limpian en invierno, no arderán en verano y si los ríos se despojan de los acopios en verano, se podrán controlar las crecidas y minimizar los daños.

Se ha limpiado el cauce?, NO.

Se han reforzado las defensas debidamente protegiéndolas con escolleras, por ejemplo?, NO.

   Además de la gran cantidad de hectáreas afectadas, lo son los cascos urbanos de varios pueblos de la ribera y algún barrio de la capital; lo son también las instalaciones ganaderas, industrias agrícolas, etc… Si lo aplicamos a número de habitantes afectados por las riadas, según Asafre, son 60.000 que traducido a votos es poca cosa para los partidos de ámbito nacional y mucho trabajo, por su diseminación, para los de ámbito regional. En resumen: no son rentables y que se queden como están. Esa es la única realidad.

   Queremos de igual modo llamar la atención sobre la autopista ARA 1 que une El Burgo de Ebro y Villafranca de Ebro. Es un dique de contención cuya capacidad destructiva ha quedado demostrada en la última gran riada y eso que lo advirtieron varios vecinos de Villafranca. Se ha reparado la rotura que sufrió, pero no se han abierto nuevas vías de escape para el agua. Al fin y al cabo, solo afecta a un humilde municipio de 900 habitantes que ya fue afectado por el trazado de la AP 2 y volverá a serlo con el desdoblamiento de la Nacional 2.

   Instamos, una vez más, a todos los organismos competentes para que pongan remedio a esta situación. Ya estamos en fechas de alerta máxima; han pasado dos años de la última riada y seguimos donde estábamos. ¿Estarán los habitantes de la ribera clamando en el desierto?

 

 

Comparte este artículo!!!
    Bookmark the permalink.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>