Cuando los políticos sean ejemplares…

Entrevista a Ezequiel Martín, co-fundador del partido Compromiso con Aragón, en un momento en el que los políticos están más cuestionados que nunca. Con él hablamos de ética, de transparencia y de democracia. Porque no todo está perdido en política.

Ezequiel_martin_peq

Ezequiel, vive en Utrillas, en la comarca de Cuencas Mineras de Teruel. Llevaba más de 15 años trabajando como ingeniero técnico cuando entró en política.
¿Cómo comenzaste? En 1991 me presenté por el Partido Aragonés y salí concejal. Previamente, el Presidente del partido había venido a buscarme. Como Presidente de la APA del colegio de Utrillas estábamos trabajando muy duro para construir un instituto. Como el alcalde no nos ofrecía terrenos para construirlo, le dije que iría en listas si el Gobierno de Aragón cedía unos terrenos que sabía que tenían. A la semana me llamó. El Consejo de Gobierno lo había aprobado. Así fue.

En el PAR, fuiste presidente Comarcal en Cuencas Mineras, además de diputado Provincial y Vicepresidente en la Diputación Provincial de Teruel. ¿Qué te llevó a darte de baja del Partido? Se llegó a un punto en el que las únicas opiniones que valían eran las del Presiente; no importaba el mérito personal, ni el liderazgo. No se mantuvieron acuerdos y se vulneraban los Estatutos continuamente. Al final, una serie de personas decidimos no continuar así.

A nivel personal, ¿cómo fueron esos momentos? Muy dolorosos. Habían sido 15 años en un partido en el que habíamos trabajado con ilusión y muy en contacto con la gente de los pueblos y con muchos compañeros del partido… Pero no vimos otra salida.

De hecho, en octubre de 2010 os disteis de baja 38 cargos institucionales y orgánicos de la provincia de Teruel. ¿Hubo y/o hay consecuencias a nivel político? A nivel político, únicamente en el Ayuntamiento de Teruel, donde el Alcalde se dio de baja del partido y tuvo que dejar la alcaldía, que pasó a manos del PP. En el resto de municipios no se produjo ningún cambio político, pasamos a ser concejales o alcaldes no adscritos a ningún grupo. Se nos tachó de tránsfugas, pero ninguno se había ido a otro partido. Tras las elecciones de 2011, hubo presiones a concejales del Partido Popular, para que no formasen coalición en ningún ayuntamiento con Compromiso con Aragón.

Con sólo tres meses de vida, Compromiso con Aragón logró en esas elecciones 52 concejalías y 12 alcaldías y presencia en las Comarcas Mineras, vuestra cuna. Actualmente, eres miembro de la Junta Directiva, ¿cuáles son vuestras bases? Ser un partido plural y participativo, aconfesional, cercano al ciudadano y aragonés, abierto a todo progreso que redunde en beneficio de la ciudadanía y que apoya la tolerancia y el diálogo. En nuestros estatutos figura la libertad de voto en temas de religión y de conciencia.

Ezequiel en un encuentro de partido

Ezequiel en un encuentro de partido

Suena todo muy bonito, pero ¿es real? Ha entrado mucha gente que no había pertenecido a ningún partido, además teníamos claro que debía ser diferente. La partitocracia es el peor mal que puede haber. Somos partidarios de listas abiertas, tenemos limitación de mandatos a dos legislaturas e incompatibilidad de más de un cargo institucional. La Junta ejecutiva se elige en el congreso, sin necesidad de porcentajes de avales. Y hemos incorporado un Código Ético de Conducta.

¿Y sobre la corrupción? Creemos que las instituciones deben ser totalmente transparentes y cumplir rigurosamente las leyes. Hemos presentado denuncias en los juzgados cuando hemos visto que se viola la legalidad. Tenemos varias sentencias que nos han dado la razón en temas como contratación de personal sin convocatoria pública, cobro de dietas ilegales o reparto de fondos.

¿Pueden los mismos que han generado el problema, plantear las soluciones? Es muy difícil, aunque no imposible. La clase política no ha tenido altura de miras para pensar en el bien común antes que en su partido y su clase dirigente. La regeneración tomará cuerpo cuando un partido, demuestre a lo largo del tiempo que es “ejemplar” y cuando la presión ciudadana sobre los políticos sea tan fuerte que se obligue a respetar la ley, se cumplan las condenas, se modifique la ley de partidos para que realmente sean democráticos, se modifique la ley electoral o se separe el poder político del judicial.

A pesar de todo, ¿sigues creyendo en la política? Creo que está teniendo lugar un cambio de ciclo y que podrían darse las condiciones para rectificar, no solamente entre la clase política, sino también en la empresarial, financiera y la sociedad en general. Con todo, creo que hay razones para la esperanza y, desde luego, Compromiso con Aragón está en esa lucha.

Ana Moreno Marín
Artículo publicado en la revista Ciudad Nueva.

Comparte este artículo!!!
    Bookmark the permalink.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>